La Disciplina

IMG_20160914_105425001

Las personas somos seres sociales, insertados dentro de una sociedad marcada por ciertas reglas y normas que permiten una convivencia de respeto entre unos y otros. Somos seres únicos, con maneras de ser distintas, y debemos adaptarnos a estar y convivir con los demás.

Los niños al nacer manifiestan características propias desde los primeros instantes de su vida. Desde de su individualidad deben aprender a comportarse dentro de unos límites seguros que los padres ponemos y cuyo objetivo es que desarrollen conceptos importantes como reconocer la autoridad, tener autocontrol, saber acatar normas y ser responsables. A esto llamamos disciplina.

Crecer en un ambiente de afecto, en el que poco a poco se asimila y se hace propio el comportamiento correcto en los diversos aspectos de la convivencia, da como fruto personas buenas, simpáticas, sanas y fuertes.

Los padres debemos tener la seguridad de que los hijos crecen mejor, más seguros de sí mismos, más felices, cuando tienen límites, reglas y exigencia. Esto además les ayuda a valorar lo que tienen y agradecer lo que reciben.

Dora Mena de Suárez