“En 1984, a alguien se le ocurrió hacer realidad su sueño” Homenaje a Margarita Speck de Mena

1B9A0262

Margarita,

Señora y Señores

“¿¡Cómo se les ocurre!? , dijo, ¿No saben que los niños deben comprender todo el proceso, desde el momento en que el grano de trigo se pierde en la tierra, para, enraizado en la vida, morir de nuevo y convertirse en pan, y nuevamente continuar dando vida, seguir viviendo en los niños?”

Era la voz de nuestra fundadora, Margarita Spek de Mena, un 28 de octubre. Estaba formando en la práctica su cuadro de maestras, para que continuáramos su labor.

“Nuestros estudiantes saben lo que son, decía Margarita en una de sus últimas entrevistas. Ellos saben que somos El SAUCE, diferente a cualquier otra institución educativa, con su propia personalidad, con sus propios valores”.

¿Cómo nació este árbol de vida, que está a punto de cumplir 34 años de existencia?

Poco antes de 1984, El Sauce no existía como tal; existía solamente en la semilla del amor que un pequeño grupo de padres de familia profesaba a sus hijos. Entre esos padres de familia, una persona idealista y pragmática al mismo tiempo; profundamente crítica de la realidad, creativa, innovadora; ecuatoriana como cualquiera de nosotras; guayaquileña y quiteña al mismo tiempo; guayaquileña porque en esa ciudad nació; quiteña por su hablar, porque su vida transcurrió desde su infancia en Quito, salvo durante sus estudios universitarios, realizados en su patria de origen, Suiza; ecuatoriana por nacimiento y totalmente europea por su genética; específicamente suiza por sus ancestros paternos; suiza por su modo de pensar lógico y por su comportamiento profundamente ético y solidario.

De esa semilla sembrada en tierra fértil, nació un árbol robusto, pletórico de vida: El Sauce.

1B9A0273

Para que sea útil a la sociedad, desde el inicio, su fundadora le nutrió con dos elementos claves para su desarrollo: buen pensar y valores. Esta fue su meta y lo logró: dotar a los niños y jóvenes que se educaran con nosotros, de habilidades lógicas para la búsqueda y generación de conocimiento, y de un comportamiento ético sano, edificante para sí mismos y para los demás, en un clima de libertad, de alegría, de respeto, de ciencia, de arte, de deporte, de igualdad, de equidad, de participación, de solidaridad.   En un campus que nos cobija con un ambiente único, bellísimo, lleno de naturaleza. Un espacio en el cual no es raro encontrar a nuestros niños, como hace pocos días, cuidando con tanto esmero a una tierna ave que había caído de su nido, quienes, con la participación asombrosa de la madre de aquella pequeña ave, lograron que emprenda su vuelo, y se incorpore a la sinfonía de la vida.

Entonces –conociendo lo dicho– es fácil explicarnos porqué Margarita rompe paradigmas con pequeños detalles; por ejemplo, desde el inicio se opuso a que la llamemos señora o con algún otro título. Imagínense, en ese tiempo, un profesor o un niño saludando a la Directora por su nombre: “Hola, Margarita”.

Esa simple actitud era un signo de cambio; estaba implantando algo nuevo, insólito en educación: un liderazgo horizontal, sin autoritarismos, pero respetuoso; sin opresión, pero colaborador; sin extravagancias, pero innovador; sin egoísmos, pero solidario.

Se había negado ante las autoridades a bautizar a su Colegio con el nombre de un personaje que sirviera de modelo para los niños, porque habría limitado el desarrollo del enorme potencial que trae cada ser humano al nacer. Por el contrario, la simbología que ofrece un árbol es más armónica, más completa: un árbol como el Sauce se adhiere firmemente a la tierra, con raíces fuertes y profundas que le hacen capaz de resistir los duros embates de la existencia; de ella, de esta tierra tan generosa y pródiga, absorbe sus nutrientes, para desarrollar a la planta en su totalidad; para, en acción conjunta con el sol y la lluvia ofrecer verdor, belleza, y, sobretodo, oxígeno que contribuye a sostener la vida sobre la tierra… Y es que el Sauce es un compromiso y un canto a la vida.

1B9A0232

Por esas razones nos explicamos también porqué el Sauce es pionero: el primero entre muchas instituciones educativas en implantar acciones concretas de compromiso ecológico; el primero en rescatar nuestros valores culturales; el primero en desarrollar especial cuidado y protección a favor de nuestros niños con capacidades especiales; el primero en tomar en serio la formación prosocial de nuestros niños y jóvenes, con un proyecto concreto de prosocialidad, aprobado ya por el Ministerio de Educación.

Muchos son los frutos del Sauce, desde filósofos hasta matemáticos, abogados y médicos, hombres y mujeres de negocios, artistas, músicos, pintores, deportistas, emprendedores y, sobre todo, personas felices, útiles para sí mismas, para sus familias, para nuestro Planeta, para la sociedad.

1B9A0226

Y todo ello, sin aspavientos, sin ruido; en silencio, con la humildad de los sabios.

Y todo ello porque en 1984, a alguien se le ocurrió hacer realidad su sueño.

¿No es justo que, en signo de gratitud, continuemos con alegría su noble labor?

¿No es justo que expresemos nuestra gratitud?

¡Margarita: muchas Gracias¡

Gracias a todos ustedes

Silvia García Gaibor. 3 de Mayo de 2018.

1B9A0161

Conducta Social Positiva

IMG_4220El ser humano ha sido creado para vivir en sociedad, no es un ser solitario. Vivir en sociedad implica necesariamente que la presencia de cada persona incide de algún modo en la vida de los que le rodean y viceversa.

Al igual que muchas cualidades del ser humano requieren formación y practica para su óptima ejecución, es necesario un esfuerzo personal y colectivo para desarrollar la sociabilidad.

Hay una estrecha interrelación entre las personas y lo ideal es que mutuamente nos ayudemos. Sin embargo, muchas veces esta interrelación puede ser negativa; en lugar de procurar el bien del otro, hacemos su vida difícil. Todos tenemos habilidades y carencias y cuando participamos de nuestras habilidades a los otros y aprendemos de las suyas, crecemos y nos hacemos mejores personas. Sucede lo contrario cuando lo que nos interesa es nuestro ego y nada más.

Tenemos la capacidad de tender puentes, de crear lazos de comunicación efectiva. Debemos trabajar y desarrollar esas capacidades promoviendo una conducta social positiva que aporte al bienestar ajeno y por ende al mío propio.

Es innegable que dentro de la diversidad que existe entre cada ser humano, hay conductas o modos de ser del otro que pueden chocar con formas de ser distintas, en cuyo caso resulta difícil la empatía, sin embargo esa diversidad constituye una riqueza inmensa que hay que aprender a valorar, poniendo énfasis en lo que une y no en lo que separa.

Dora Mena de Suárez

PROSOCIALIDAD

IMG_4231

Los seres humanos somos, por naturaleza, seres sociales, convivimos y juntos construimos la sociedad. Somos iguales pero a la vez distintos, nos necesitamos unos a otros y aprendemos unos de otros.

Las personas tenemos un sinnúmero de buenas cualidades, habilidades y destrezas, pero también debilidades y carencias. En la convivencia nos complementamos, aportamos nuestras fortalezas y también procuramos mejorar en aquello en lo que fallamos, con la ayuda de los otros y siempre en pro de una sociedad más armónica.

Una de las dimensiones del ser humano son las emociones; aprender a manejarlas y tener el control sobre ellas es determinante en la relación de convivencia con los demás. Este comportamiento es algo que se aprende en la vida, en los diferentes contextos que el ser humano se desenvuelve. El hogar y la escuela/colegio son espacios importantes en la formación del niño y el joven . Aquí se sentarán las bases que en el futuro le permitirán actuar de una u otra manera.

La Prosocialidad “engloba todas aquellas conductas, comportamientos y acciones en favor de los otros”, sin buscar beneficio alguno pero que genera un efecto recíproco.

Ponerse “en los zapatos del otro” para poder comprender mejor sus necesidades y, a través de acciones, de palabras de aliento, de disposición de escucha, del reconocimiento del valor de la otra persona y sus ideas, ser un elemento positivo y de ayuda.

Como cuando se lanza una piedra en un estanque se producen ondas que van más lejos. El comportamiento que nace de saber ver las necesidades de los demás, genera beneficios hacia otras personas.

Dora Mena de Suárez

Margarita Speck de Mena: Su cuarta hija le cambio la vida.

Por Consuelo Albornoz Tinajero. Domingo 31 de Octubre de 1993.

Screen Shot 2017-11-26 at 7.39.42 PM

Todo era perfecto en la vida de Margarita Speck de Mena. “Tenia una linda familia de tres hijos y estaba trabajando, cuando de pronto tuve la gran sorpresa de que me encontraba esperando un cuarto niño, cuando el ultimo tenia cerca de 12 años. En efecto, tuve una cuarta niña y tres años después otra. Y ahí es cuando se despertó todo mi interés por la educación. Soy sicóloga y realmente no me había interesado mayormente por la educación formal hasta que me pasó esta experiencia tan personal”. Por eso fundo El Sauce, un colegio cuya metodología de enseñanza es la educación activa.

Margarita Speck de Mena es ecuatoriana, hija de padres extranjeros, nacida y criada en el Ecuador. “Yo pensaba que se educa de una cierta manera. Pero cuando tuve a estas niñas, que fueron como una segunda generación, descubrí otra visión de las cosas. Educar es algo que me concierne a mi, pues tengo expectativas muy personales. Yo se lo que me ha gustado y lo que no y que es lo que quiero. Entonces, la educación dejo de ser algo que se hace, sino algo que yo quiero hacer.”

¿Usted no se planteó estas inquietudes con sus primero hijos?

Mis tres primeros hijos son bien seguidos, entonces no había mucho tiempo para hacerme preguntas. Estaba haciendo todo el tiempo y aunque había cosas que me molestaban y con las que no estaba de acuerdo, no tuve el tiempo para reflexionar acerca de eso, sino cuando otra vez me vi en la tarea de comenzar de nuevo.

-¿Acaso también ya tenia otras experiencias?

Una madurez, seguramente. Es otra cosa criar niños cuando uno esta en los 40 que cuando una es de 20.

-¿Que era lo que le preocupaba mas?

Entre las cosas que me molestaban de la educación estaban los colegios. Yo sentía que en lo colegios no se deja hacer a los niños. Ellos son investigadores, curiosos, les interesan muchas cosas y de pronto llegan a los colegios y cuando les proponen leer cosas que no entienden, ni siquiera preguntan. No les importa. Yo pensaba que algo había cambiado en la calidad de los niños a su ingreso a los colegios. Había observado en mis hijos mayores estudiar para las notas, en lugar de por su interés por saber, por aprender.

-¿Que hizo entonces?

Empecé a examinar lo que hacían y porque no lograban los resultados que yo estimaba tenían que conseguir. Pensaba que luego de 14 años de escolaridad, lo que queda de útil, de destrezas es tal vez un 20 por ciento, por lo que se vuelve un desperdicio de tiempo. Allí me empecé a dar cuenta que en las escuelas se van en contra de los niños y que

pretenden que funcionen mas por amenazas que por estímulos. Comencé a leer mucho y a conectarme con gente que tenia propuestas nuevas.

-¿Mientras tanto que acontecía con sus hijas?

Empecé a buscar alternativas de colegio para mis hijas y como no encontré nada que me satisficiera termine haciendo un colegio. No fue solo por mi hija. Había todo un grupo de niños que estaban alrededor de ella, cuyos padres sentían mas o menos lo mismo que yo.

– ¿Cuando resolvió crear el colegio?

-EN 1984, hace nueve años. Estamos en el decimo año escolar.

-¿Como fueron los primeros años en el colegio, las primeras experiencias?

-Yo creí que seria fácil crear un colegio, transmitir todo lo que yo pensaba que debía de ser el colegio, y que la gente me entendería. Pero no fue nada fácil.

-¿Con que obstáculos se fue topando?

Creo que el obstáculo mayor fue el condicionamiento de la gente hacia lo que cree que es la educación. Es posible también que como yo había concebido el proyecto lo tenia tan adentro que no lo podía hacer explicito. Ahora está mucho mas claro.

-¿Que hizo entonces?

Cuando los padres venían a matricular a sus niños yo les explicaba y lo que les pedía, en realidad, era un acto de fe. No podía probar nada de lo que estaba diciendo. Educamos para formar personas, para que ellas adquieran destrezas y desarrollen lo que tienen dentro. Entonces yo ofrecía una persona de otra calidad, Decía que mientras no tuviera los primeros graduados y no pudiera ver como se insertaban en la sociedad, como llegaban al estudio superior y como se comportaban con respecto a otros chicos no podría mostrar que lo que estaba diciendo era cierto.

-¿Ya salió alguna promoción?

-Dos

-¿Entonces ha podido probar la calidad de sus egresados? Como son?

En realidad son diferentes. Son niños alegres, tranquilos, preguntan lo que no entienden y tienen un trato de mucha confianza con los profesores. Son niños que están en su salsa.

-¿Como han podido demostrar que poseen destrezas los chicos que han egresado del colegio?

Los padres dudaban si su hijos iban a poder ingresar a las universidades. Temían que no supieran lo suficiente. Este rato la mayoría de los chicos de las dos promociones están en las universidades, demostrando que están bien equipados. Así probamos que no solo tienen personalidad, sino que además poseen las herramientas necesarias para acceder al conocimiento, para manejarse en las universidades y llegar a ser buenos profesionales.

-¿Hay muchos niños que vienen desde Quito?

La mitad. Y sus padres son los que vienen buscando el sistema del colegio, con conocimiento de causa. Vienen por que se han dado cuenta que muchos niños que en la escuela tradicional no funcionaban, aquí aprenden, salen adelante.

-¿Cual es el perfil de los padres que traen a sus hijos aquí, con pleno conocimiento?

Son los que han llegado a la conclusiones que yo he arribado: no vale la pena basarse solo en la memoria sino en el entendimiento.

-Y en cuanto a los profesores, ¿Quien puede ser maestro en El Sauce?

La gente que dice aquí algo anda mal. Cierto es que muchos niños en la escuela tradicional aprenden, pero hay otros que no logran

aprender. Y adonde están esos niños? Se sabe que un 30 por ciento de niños de todas las aulas del mundo tienen problemas de aprendizaje.

Por que tanto problema? El 80 por ciento de los problemas de aprendizaje parten del manejo de los niños en el aula. Solo un 20 por ciento son inherentes al los niños.

-¿Como se siente al cabo de nueve años?

Muy bien. Los chicos están accediendo a las universidades, dando muestras de que son capaces de integrarse y estudiar. Hemos probado que los niños están contentos si los promueven; que aprenden mucho mejor que con el sistema de premio castigo y jugando. Ahora como que la gente ha perdido de vista los procesos, quiere resultados pero no se molesta en esperar el proceso que esos resultados requieren.

-¿Da clases?

Bases biológicas de la sicología en cuarto y quinto cursos. Antes estaba demasiado copada por la dirección del colegio. Solo empecé a dar clases desde el año pasado. Tenia miedo de que a mi institución le pasara lo que a otras que han empezado con mucho entusiasmo en la educación activa y se han deteriorado hacia la educación tradicional.

-¿Tuvieron momentos de crisis?

Si. Pero lo que nos pasó es que cuando unos quisimos retroceder otros nos convencieron de que nos mantuviéramos. Así es que nos hemos dado apoyo mutuamente. Ahora delego mucho mas, siento que tengo un equipo que cree en lo que esta haciendo y que va a poder conservar esta experiencia sin que se dañe ni se vuelva tradicional.

Los niños en el Sauce

El Sauce está levantado en una alfombra verde, en el sector de Tumbaco. Empieza el recreo y los niños , entre gritos y risas, salen a jugar.

Sus semblantes confiados invitan a la conversación. Su seguridad al expresarse y la madurez en sus respuestas llaman la atención.

“No dudan en afirmar que El Sauce “es el mejor colegio del mundo”. “No me voy a ir nunca”, confesaron a Domingo Galo Fernando Pozo y Patricio Caamaño.

Las Diferencias

En que radica la diferencia con las demás instituciones educativas? En que aquí “existe mucha unión, si hay un niño nuevo que no se integra al principio, tratamos de que se haga nuestro amigo y se sienta bien”, afirmaron María Sol Garzón y Lorena Araujo.

 

Consuelo Albornoz Tinajero. Domingo 31 de Octubre de 1993.

La Disciplina

IMG_20160914_105425001

Las personas somos seres sociales, insertados dentro de una sociedad marcada por ciertas reglas y normas que permiten una convivencia de respeto entre unos y otros. Somos seres únicos, con maneras de ser distintas, y debemos adaptarnos a estar y convivir con los demás.

Los niños al nacer manifiestan características propias desde los primeros instantes de su vida. Desde de su individualidad deben aprender a comportarse dentro de unos límites seguros que los padres ponemos y cuyo objetivo es que desarrollen conceptos importantes como reconocer la autoridad, tener autocontrol, saber acatar normas y ser responsables. A esto llamamos disciplina.

Crecer en un ambiente de afecto, en el que poco a poco se asimila y se hace propio el comportamiento correcto en los diversos aspectos de la convivencia, da como fruto personas buenas, simpáticas, sanas y fuertes.

Los padres debemos tener la seguridad de que los hijos crecen mejor, más seguros de sí mismos, más felices, cuando tienen límites, reglas y exigencia. Esto además les ayuda a valorar lo que tienen y agradecer lo que reciben.

Dora Mena de Suárez

La Perseverancia

Foto Perse

La perseverancia es una virtud que permite lograr los objetivos o metas propuestas a través del esfuerzo y la persistencia.

Cuando una persona se propone alcanzar una meta, suele suceder que empiece con mucho entusiasmo pero luego, cuando aparecen las primeras dificultades, ese primer impulso decaiga y se vea difícil conseguir el objetivo propuesto.

Muchos, si no todos, los personajes importantes han tenido que pasar por muchas frustraciones antes de lograr sus metas. Como ejemplo, la autora de Harry Potter. J.K. Rowling, que antes de conseguir una casa editora que se interesara por sus escritos, fue rechazada por 12 editoriales.

Está dentro de las posibilidades el proponerse metas inalcanzables, en ese caso, luego de analizar objetivamente las cosas, habría que replantearse el asunto y centrarse en lo que se pueda cumplir.

Naturalmente lo ideal es que la motivación a la hora de plantearse una meta, venga desde dentro, de una decisión o deseo por conseguir algo. Esto favorece la persistencia en aquello que se emprende. También ayuda el apoyo de personas cercanas. No sucede lo mismo cuando la motivación viene dada por causas externas, por obtener una recompensa o por evitar un castigo, por ejemplo. Hay estudios que revelan que esa motivación es menor.

Es perseverante quien intenta una y otra vez y sigue adelante venciendo las dificultades que se presentan. Los deportistas son un gran ejemplo en este sentido pues su entrenamiento constante, día tras día, les permite alcanzar grandes metas. Así mismo, hay personas discapacitadas que consiguen imposibles. A través de propósitos concretos y pequeñas metas diarias se puede alcanzar el objetivo principal.

Somos seres sociales, y saber que somos útiles en la sociedad nos permite sostener nuestro trabajo en el tiempo.

Dora Mena de Suárez

El Sauce: Modelo y Filosofía Educativa

Con el inicio de un nuevo año escolar y cuando nuevas familias forman parte de nuestra comunidad, es oportuno volver a presentarles nuestro Modelo Educativo y nuestra filosofía.

Nuestro modelo educativo propende al Desarrollo Auténtico, Armónico, Real de nuestros estudiantes permitiéndoles hallar el éxito en su proyecto de vida.

Screen Shot 2017-09-12 at 2.54.30 PM

Auténtico

  • La autenticidad de nuestro modelo y los esfuerzos de nuestra comunidad educativa se orientan a que cada estudiante descubra su propia esencia, única e irrepetible; y descubriéndola, sea capaz de generar su proyecto de vida, útil para sí mismo y para la sociedad, desarrollando para el efecto todas sus potencialidades.

Armónico

  • El proyecto de vida de cada uno de nuestros estudiantes es como una sinfonía en construcción. Sólo el trabajo balanceado, proporcionado y oportuno de la comunidad educativa, en la que se incluye al propio estudiante como el actor más importante en el proceso formativo, sobre todas sus zonas de desarrollo: sobre su realidad física, psíquica y social, producirá una ejecución armoniosa, bella y útil socialmente, en la que el director y ejecutante final, formado por “El Sauce”, no es otro que el propio estudiante.

Real

  • Pragmático. Nuestro modelo propende a generar espacios formales e informales, dentro de nuestro campus y fuera de él, idóneos para el aprendizaje y para la formación de nuestros estudiantes, a fin de que descubran, desarrollen y ejecuten conocimientos, aptitudes y destrezas, coherentes con su proyecto de vida y los requerimientos de la sociedad, en una permanente actitud de:
  • ver con claridad
  • actuar con honestidad, respeto y justicia
  • ser miembros positivos de su comunidad

La Persona

  • La persona es el fin de la educación. Una persona integral, libre, creativa, autónoma, participativa en el aula y en la vida social, responsable de espíritu crítico, que decide por sí mismo. Que tiene un proyecto de vida.

Prosocialidad

  • El modelo busca que el proyecto de vida de cada estudiante se realice a través de la práctica de la solidaridad, justicia, amor y servicio altruista a la comunidad, para alcanzar el bien común.

Modelo Constructivista Social

  • Respeta las diferencias individuales y los ritmos de aprendizaje. Las capacidades y conocimientos se desarrollan en la medida en que interactúa con el medio.

Movimiento

  • Los niños aprenden mientras están en acción. Es importante que crezcan en un ambiente de movimiento, rico en estímulos adecuados y, dentro de unas reglas básicas de convivencia y orden que son fundamentos de una sociedad armónica.

Docentes como Motivadores y Facilitadores

  • Docentes bien formados y comprometidos, que trabajan para desarrollar destrezas y competencias. Las clases se desarrollan con metodología activa, dinámica, participativa y cooperativa.

Evaluación Orientada al Aprendizaje

  • Orientada al aprendizaje, a decidir a valorar y a formular juicios.

Sinergia

  • El Modelo propende al descubrimiento, desarrollo y éxito del proyecto de vida personal de cada uno de nuestros estudiantes, con el trabajo mancomunado de la comunidad educativa: docentes, trabajadores y empleados, familias, comunidad, estudiante, sobre todo, de este último, como gestor primero y último de su propio destino.

Persona Autónoma

  • Una persona autónoma podemos definir como aquella que está en capacidad de administrar competentemente, éticamente y responsablemente sus asuntos (estudio, trabajo, hogar, ciudad, región, nación…),   respetando la dignidad humana y las relaciones con el planeta

 

Nuestros niños y el Modelo

Screen Shot 2017-09-12 at 2.55.25 PM

 

 

El Pilar mas importante de la Sociedad

IMG_0122

La familia es el pilar más importante de la sociedad, y la función que cumplen los padres en la educación y formación de sus hijos, sin duda se refleja en el comportamiento de estos en la sociedad.

Niños que crecen siendo el centro de la vida de sus padres, sobreprotegidos, a los que se imposibilita pasar por las típicas frustraciones derivadas del aprendizaje, consentidos, con todos los caprichos satisfechos, y sin problemas que resolver porque sus padres se ocupan de eso. Son aparentemente niños “felices”, sin embargo, ante la más mínima dificultad sale a relucir su debilidad. Demuestran ser blandos, incapaces de afrontar situaciones difíciles.

Se convierten luego en adolescentes exigentes, algunas veces groseros con sus padres y muy dependientes.

Este es un mundo muy competitivo y los padres procuran que sus hijos tengan muchos conocimientos, que tengan un sinnúmero de cosas, que estén “in”, pero descuidan lo esencial, que es darles las herramientas para que puedan desarrollarse en personas autónomas, seguras de sí mismas y con capacidad de afrontar las innumerables vicisitudes que trae consigo la vida.

Necesitan aprender a decidir, a hacer las cosas por ellos mismos. Deben tener límites y saber que su espacio termina donde empieza el del otro. Deben tener responsabilidades que les permitan sentirse útiles y al mismo tiempo les ayuden a desarrollar destrezas.

Dora Mena de Suárez

Reglas y Normas

foto sauce

Una sociedad puede funcionar bien gracias a una serie de normas establecidas que permiten que haya orden en muchos ámbitos y sirven para aprender a convivir en respeto y armonía. De no existir, la sociedad estaría sumida en un caos.

Hay normas y reglas que aplican a toda la sociedad, como las normas morales, que rigen la conducta del ser humano en su relación e interacción con la sociedad y abarca la acción del hombre en todas sus manifestaciones. Las normas jurídicas que rigen el comportamiento de los individuos que forman parte de la sociedad y están creadas por la autoridad. Las reglas de tránsito que regulan el tráfico o circulación de vehículos.

Hay reglas que son específicas para un determinado grupo y que muchas veces obedecen a las necesidades de ese grupo en particular. Familia, colegios, instituciones, clubes, etc.

Hay reglas que cada persona puede imponerse y que le aplican personalmente.

Las reglas y normas, que algunas veces pueden ser fruto de un consenso, y que se establecen dentro de la familia, en el colegio, en un club; deben ser respetadas. Su incumplimiento debe tener consecuencias.

Los niños y jóvenes crecen y se desarrollan mucho mejor dentro de unos parámetros de conducta en los que aprenden a comportarse adecuadamente, sabiendo qué pueden hacer y qué no.

Esto les da a los chicos seguridad, confianza en sí mismos, auto-disciplina, un norte, y siendo que las primeras reglas se establecen dentro del núcleo familiar, a quién acudir en busca de ayuda en caso de que la requieran.

Dora de Suárez

Lectura, una noble misión de padres y maestros

Screen Shot 2017-04-25 at 9.33.29 PM

El mes de abril está dedicado a la lectura, fuente inagotable de información, cultura y acceso a muchos conocimientos; además, un gran entretenimiento con múltiples beneficios para la formación integral del lector.

A través de la lectura se aumenta el vocabulario, se alimenta la imaginación y la creatividad: se mejora la expresión verbal y escrita, se mejora la ortografía, ayuda a la concentración.

Es un deber social ineludible de las familias, sobre todo, de los padres, de los maestros incentivar la lectura en niños y jóvenes. Un buen lector se forma desde antes de nacer; la madre tiene especial responsabilidad e influencia en tan grave y gran misión; la misión de motivar y estimular en sus hijos el interés por la lectura.  Es difícil, sino imposible lograr buenos lectores en jóvenes y niños, si no hay el respaldo de buenos lectores en el hogar y  en el colegio. Esa es la gran misión de padres y maestros. No es posible cosechar los frutos de la lectura si no hay sembradores de tan preciosa semilla. El hábito de la lectura empieza a formarse desde muy temprana edad,  a través precisamente de lectura de cuentos propiciada básicamente en el hogar, por la dedicación y amor de la madre y del padre, ya leyendo cuentos directamente, ya narrando anécdotas e historias familiares; facilitando el acceso a libros, que puedan mirar, hojear, leer; cuidándolos como a hermanos, como a compañeros, como a maestros, que suscitan dentro de cada niño el despertar del maestro interior.. 

Conviene encontrar un momento durante el día, dedicado a la lectura, procurando convertirlo en un hábito. Es esencial que el encuentro con el libro tenga la dimensión lúdica; el acercamiento al libro debe ser una actividad divertida; lejos de ella la sensación de pesadez y aburrimiento. Conversar y comentar sobre las lecturas e intercambiar libros, pueden ser actividades muy estimulantes. Se cuenta de una madre que encomendaba a sus hijos, conforme a su edad, la lectura de determinadas obras, fijándoles un tiempo para que presenten en familia, a la hora del almuerzo, un comentario, una reseña, una crítica de la obra leída. Así aquella madre formó excelentes lectores, excelentes ciudadanos.

Ocupa lugar importante en la formación de los niños y jóvenes lectores “dosificar” la lectura. Para ello, personas doctas en el tema, como Rodríguez Castelo tienen excelentes guías de lectura; cosa similar sucede con algunas editoriales; pues contratan técnicos que recomiendan, acorde a la edad, las obras apropiadas para el joven lector, para el niño lector.

Despertar en nuestra hija o hijo, el afán por nuevas obras, para “devorarlas” será una de las grandes satisfacciones que lograremos en nuestra misión de educadores-maestros,  maestros-educadores.  No se explica la educación sin la lectura, ni la lectura sin la educación. Eh, ahí nuestra sagrada y noble misión de educadores y padres de familia: ¡Convertir a cada libro que pase por las manos de nuestros hijos en uno de sus mejores amigos!

Dora Mena de Suárez